Quirón-VI parte.

Quirón.

Parte VI.

Quirón en Capricornio:

“Pero vosotros que sois fuertes y veloces,

guardaos de cojear por complacencia en la presencia de

los cojos”

Khalil Gibran, El profeta.

Con Quirón en Capricornio, es frecuente que el nativo tenga dificultades para fijarse objetivos y cumplirlos, y para encontrar su lugar en la sociedad. Quizá tenga que ser paciente en su ansia de encontrar una vocación que le permita hacer su contribución al mundo, ya que puede llegar tarde en su vida, precedida por muchos falsos comienzos. Por otra parte, tal vez se le haga difícil disfrutar del prestigio que los demás le atribuyen, y esté acosado por sentimientos de fracaso, independientemente del éxito que parezca haber logrado. Generalmente, es útil examinar un poco las razones profundas que hay por detrás de esto: quizá nos estemos imponiendo normas imposibles, o esperando que cada nueva montaña por la que tenemos que subir será la última. Podemos estar luchando abrumados por una carga de expectativas parentales que jamás podremos cumplir, quizás intentando triunfar donde nuestros padres fracasaron o tratando de alcanzar objetivos a los que ellos no se atrevieron a apuntar. Finalmente, tal vez nos veamos arrastrados a fracasar para decepcionar a nuestros padres, y la verdad es que éste podría ser nuestro primer éxito. Sin embargo, si todo esto es inconsciente, el nativo puede seguir una y otra vez subestimándose y fracasando para castigar a sus padres, no porque le falte ni la capacidad ni el interés de triunfar. Con este emplazamiento, podemos llegar a sentir júbilo al esforzarnos por subir a la montaña de nuestras propias ambiciones. Quizá nos aferremos a las fachadas externas y a papeles estereotipados para ocultar nuestra vulnerabilidad y nuestra sensación de estar, sin saber bien cómo, fuera de lugar. Tanto podríamos poner un acento exagerado sobre el éxito material, el prestigio y la posición social, como esquivar el poder mundano, sin otro resultado que terminar poniéndonos a malas con el sistema, ya sea pagando continuamente multas por aparcar mal, soportando continuas intromisiones en nuestros asuntos fiscales o enfrentándonos con figuras de autoridad. También puede parecer que el nativo le falta el sentido de la responsabilidad, pero una mirada mas atenta revelará una imagen diferente: quizás esté asumiendo la responsabilidad de cosas que en realidad escapan de su control. Eso traba su capacidad de ser independiente en el mundo y lo impulsa a buscar a alguien que se haga cargo de él(matices de Cáncer). Necesita renunciar a su inútil pugna con dificultades y cargas que en realidad no le corresponden. Quien lleva cargas ajenas, esperando a cambio de ello alguna retribución o reconocimiento, puede terminar decepcionándose y amargándose, y en definitiva, negándose a participar en la vida. E ocasiones, evaluamos mal muestras propias capacidades, asumimos demasiadas cosas, fracasamos, y finalmente nos sentimos culpables por no haber estado a la altura de nuestras responsabilidades. Aunque a estos nativos puede asustarles destacar o estar en una posición de control y autoridad, también puede ser que alberguen fantasías,

suprimidas generalmente por vergüenza y miedo, de un poder desmesurado y despótico. Si estos incómodos sentimientos se mantienen inconscientes, la persona puede llegar incluso a autosabotearse en el umbral en el umbral del éxito. Uno de los dones de este emplazamiento es un éxito que dimana de un saludable sentimiento de respeto por uno mismo y de conciencia del propio valor, y que nunca llega como compensación por no haberlo alcanzado antes. Muchas personas con este emplazamiento poseen una autoridad y una dignidad naturales que les ganan el respeto de los demás. Aquí la herida puede estar en el dominio de la relación con el padre personal, y por consiguiente, con el principio paterno en general. Quizás el nativo no haya conocido a su padre; también puede haberlo visto como un ser débil e incapaz, o bien rígido y autoritario, o ambas cosas:«No hagas lo que yo hago, si no lo que digo»,es un mensaje familiar para muchas personas con este emplazamiento. La decisión de que no quieren llegar jamás a ser como su padre es común con estas personas, tanto si son hombres como mujeres, y se empecinan en luchar contra este modelo, sin más resultados que descubrir, mucho mas adelante, que aquel padre herido o autoritario desempeña un importante papel en su interior, y amenaza el resultado positivo de los objetivos conscientes que tal vez están esforzándose por alcanzar. Muchos hombres asumen la paternidad con la intención de «ser diferentes» y terminan descubriendo, para su propio horror, que han repetido exactamente, aunque de otra forma, aquellas características que tanto les habían disgustado en su propio padre. A veces la herida de Quirón en Capricornio refleja problemas con la madre. Puede haber sido ella quien hirió, y las mujeres con este emplazamiento suelen esforzarse por no repetir los modelos heredados de su madre. Se trata de un emplazamiento común en las personas que trabajan en el campo de la salud, y en ocasiones la elección profesional es un intento directo de contrarrestar los efectos lesivos da la relación que tuvieron con su madre en la infancia, ya que les permite convertirse, a su vez, en «madres buenas». También puede ser un acto de desagravio por la rabia inconsciente que siente contra su madre. Si ésta a su vez estaba herida o padecía alguna incapacidad, puede ser que desde muy pequeña la hija haya sido capaz de enfrentarse con el mundo y de ocuparse de otras personas. Más adelante, es frecuente que quienes tienen este emplazamiento se dediquen a trabajos que significan una gran responsabilidad y sean capaces de mantenerse en una situación estable; sin embargo, es probable que no puedan aceptar que la vida los nutra(aquí también hay ecos de Cáncer). Las personas con este emplazamiento suelen tomarse con seriedad sus deberes para consigo mismas y para con los demás, y no les da miedo luchar con dificultades y cargar con pesos que otros quizá temerían enfrentar. Resumiendo, aquí el énfasis está en la necesidad de encontrar estructuras y metas validas para el propio conocimiento y desarrollo del Ser. Se trata de una vía totalmente personal y solitaria. La persona debe aprender que una vez encontrado el camino correcto, este no es totalmente valido para todos, y descubrir la tolerancia. De los fracasos, que son un punto doloroso, saldrán enseñanza basadas en la experiencia. Al proceder la frustración del derrumbamiento de las ambiciones personales lleva consigo el conocimiento de la humildad, virtud Capricorniana ; pero haciéndola vascular hacia la apertura Uraniana que implica la renuncia a sí mismo a favor del otro, y orienta las responsabilidades a asumir hacia el beneficio de la comunidad humana, la Sociedad.

Quirón en Acuario:

“La salvación humana está en manos de los creativamente

inadaptados. (...) la sinceridad me mueve a admitir que

una no conformidad transformada, que es siempre costosa

y nunca del todo cómoda, puede significar atravesar a pie

el valle de la sombra del sufrimiento.”

Las personas que tienen a Quirón en Acuario, Piscis o Escorpión, suelen estar intensamente conectados con la profundidad de la psique y con el inconsciente colectivo, pero también se defienden enérgicamente de todo ello. Hay que poseer una gran fuerza para poder dar expresión a ideas(Acuario) o sentimientos (Piscis) colectivos sin dejarse llevar por ellos ni perder la propia individualidad en el proceso. Sin embargo, en estos signos Quirón ofrece la posibilidad de que seamos capaces de hacerlo, aunque por ello se paga generalmente un precio, el de sentirnos un tanto aislados en nuestro viaje. Saturno y Urano son los regentes respectivamente de Acuario, Con este emplazamiento vemos como se entretejen los temas de estos dos planetas. Algunas personas con este emplazamiento parecerán más saturninas, otras más uranianas, el hecho de que Quirón esté situado entre Saturno y Urano hace pensar en una perspectiva «no sólo / sino también». Las personas con este emplazamiento experimentan la posición de este planeta con su emplazamiento natal antes del retorno de Saturno, y esto les crea problemas con la conjunción de Saturno en tránsito con su lugar natal, porque la oposición Quirón/Quirón puede hacer que se impacienten con la limitación y que estén mal dispuestas a enfrentarse con los problemas del pasado que tienden a aflorar hacia la época del retorno de Saturno: quizá un anhelo de libertad las lleve a esquivar responsabilidades, con el resultado de que en la siguiente cuadratura Saturno/Saturno, aproximadamente a los treinta años, estalle una crisis. Sin embargo, hay personas que viven esta oposición de Quirón consigo mismo como un influjo de energía creativa, que puede significar para ellas un importante avance en la expresión de sí mismas y en su participación social. Con Quirón en ente emplazamiento, somos vulnerables a la influencia del inconsciente colectivo en la esfera de las ideas y los ideales. Aunque tengamos la posibilidad de ser pensadores originales y revolucionarios, también somos propensos a adoptar actitudes estereotipadas. En lugar de arriesgarnos a expresar nuestras propias opiniones, podemos adoptar algún tipo de línea partidista, siguiendo las aspiraciones políticas o espirituales del grupo al que pertenecemos. Existe la posibilidad de que nos dejemos esclavizar por las ideas de otra persona, sin darnos cuenta de que así frenamos nuestra propia evolución, y de ese modo, en nuestra búsqueda, podemos adoptar y rechazar muchos sistemas ideológicos diferentes. Con este emplazamiento de Quirón, el nativo se beneficiará si aprende a usar su mente individual de manera creativa, concreta y con discernimiento racional. Si es capaz de construir un vehículo adecuadamente saturnino para transmitir la energía Uraniana de sus pensamientos, descubrirá que puede aportar a los demás algo importante por mediación de una forma de pensar verdaderamente independiente. Y es posible que en este proceso descubra muchos «debes» y «deberías» a los que está prestando crédito u obedeciendo de forma servil. Con Quirón en este signo, nos convendrá dirigir nuestro espíritu revolucionario contra nuestro propio sistema de creencias, permitiendo que se revolucione la calidad de nuestro propio pensamiento antes de participar impensadamente en movimientos colectivos consagrados al cambio social o político. Algunas personas se convierten en vehículos de ideas colectivas aún sujetas a controversia, y con frecuencia la respuesta que reciben les hace sufrir, porque es probable que se hayan adelantado a su época. Puede ser el caso de escritores, poetas, maestros o filósofos, que influyen en el pensamiento del pueblo en cuanto formulan lo que está a punto de hacerse consciente en el seno de la mente colectiva. Entre las personas con este emplazamiento encontramos a muchos cuyos nombres se han vuelto casi sinónimos de sistemas ideológicos. Con Quirón en Acuario, el nativo suele tener una actitud intensamente crítica ante la sociedad, y la rechaza en la medida de lo posible; por debajo de ello, sin embargo, puede haber un fuerte deseo de aportar una contribución positiva, y si no puede encontrar la manera de hacerla, es probable que se deprima y se enoje, y que canalice entonces su necesidad en actos de rebelión, destructividad y anarquía. Se le hace difícil de aceptar las cosas tal como son ahora y partir de esa base para lograr el cambio. Si estos nativos abrazan ideales espirituales o utópicos y proponen marcos de referencia políticamente revolucionarios, es probable que se vayan desilusionando al comprobar que sobre la Tierra no hay personas ni sistemas perfectos. Aunque tal vez crean fervorosamente que saben cómo deberían ser las cosas, necesitan aprender a ser humildes para no adoptar ideas o formas de vida «nuevas» pero no menos rígidas que el antiguo sistema que rechazaron, y caer así en su propia sombra. Sin embargo, con este emplazamiento, tenemos, potencialmente, el don de equilibrar los opuestos representados por Saturno y Urano, de tender realmente un puente entre lo viejo y lo nuevo, y ser capaces de abrazar la innovación sin rechazar totalmente el pasado, incorporándolo como el firme cimiento de nuestra vida individual y de nuestra conexión con la sociedad. Entonces influimos sobre los demás de forma positiva, dando el ejemplo de un inconformismo creativo, mas bien que intentando convencerlos de la «corrección» de nuestras ideas; defendemos nuestra propia individualidad (ecos de Leo) y hacemos una contribución positiva al colectivo en el que vivimos, aunque sea improbable que lleguemos a pertenecer al status. Aceptando las limitaciones e imperfecciones, podemos permitir que los demás encuentren su propio camino, en vez de imponerles nuestras ideas. Algunos individuos que tienen a Quirón en Acuario les resulta casi imposible relacionarse sentimentalmente con personas cuya estructura mental sea diferente de la suya. Uno puede sentirse un poco irreal cuando está cerca de una persona así, ya que para ellas nadie existe a menos que se apunte las mismas ideas y creencias, sean éstas políticas o espirituales. Y no estamos exentos de ello los astrólogos, psicoterapeutas y otras personas que se interesan por las diversas artes metafísicas o disciplinas espirituales. Podemos ver la vida entera a través de los lentes de nuestro propio sistema de creencias, y si aparece algo que no cuadra, hacer caso omiso de ello, desdeñarlo... o podarlo para que encaje. Puede suceder que sutilmente, manipulemos a nuestros clientes para que concuerden con nuestra propia visión de la realidad o con nuestras creencias favoritas. En estos campos, una vez que algo se convierte en un «debería», estamos cerca del peligroso enclave del control mental, y quizá sea necesario que recordemos que «el mapa no es el territorio». En homenaje a la sensatez, conviene darse cuenta de que los medios de comunicación continuamente están lavándonos el cerebro, condicionándonos para que pensemos de cierta manera, mantengamos ciertas actitudes, etc. E incluso esta clase de hoy, hace lo mismo!. Con Quirón en Acuario, podría ser útil preguntarse: «De quien son las ideas que estoy recibiendo?», o «De quien es la verdad que me estoy creyendo?». Las imágenes e ideas colectivas que nos ofrecen tanto los telediarios como los anuncios publicitarios crean nuestra visión del mundo e influyen en nuestras actitudes, nuestras aspiraciones y nuestros ideales; si no ejercitamos el desapego acuariano, sucumbimos a formas sutiles de control del pensamiento. Con este emplazamiento, el nativo puede estar excesivamente pendiente de «hacerlo todo bien», y complicarse la vida en su intento de estar a la altura de sus ideales espirituales. En este caso, es probable que haya transferido a su sistema de creencias el intento de conseguir el amor de un progenitor (padre o madre) frío y distante. Semejante apego a la perfección es destructivo, porque si sólo permitimos que sobreviva lo perfecto, el resultado podría ser que muchos proyectos creativos, carreras y relaciones se nos fueran por el desagüe. Mientras no hayamos encontrado la medida de nuestra libertad interior, es probable que temamos comprometernos. Sin embargo, Quirón proporciona la posibilidad de mantener la libertad individual dentro de un compromiso con la vida, y este tema es particularmente importante cuando está este emplazamiento. Esta posición de Quirón puede inspirar en quienes lo tienen un cierto horror a los grupos y a lo colectivo, en parte porque son personas muy sensibles a la influencia y el dominio de las ideas colectivas, y quizá solo se sientan cómodas cuando son dueñas de sí misma o cuando toman el papel del extraño o el disidente. Pueden proyectar sobre el grupo la figura del Heridor, y entonces se vuelven paranoicas e intentan protegerse mediante el retraimiento o bien con un comportamiento agresivo. «No hay nada tan poderoso como una idea cuyo momento ha llegado». Algunas personas con este emplazamiento se han opuesto conscientemente a lo colectivo, mostrándose creativamente revolucionarias y facilitando el cambio social. Es frecuente que las mujeres que presentan este emplazamiento tengan problemas en la relación con su padre, que qizás haya encarnado las características más difíciles de Acuario: frío,. Crítico, distante, insensible y autoritario. La claridad, el desapego, un sentido sumamente desarrollado del potencial social o político y una gran capacidad para expresar las tendencias actuales dentro de lo colectivo son algunos de los dones de este emplazamiento, que sin embargo también son, a la vez, espadas de doble filo que es necesario ablandar mediante la humildad que proporciona el hecho de haber sentido nuestro propio sufrimiento y aceptado las limitaciones inherentes en la vida. Resumiendo, aquí el punto sensible es una individualidad exagerada y la necesidad de libertad. El individuo debe descubrir el autentico significado de la palabra libertad, a través de experiencias que pueden implicar muchas restricciones para poder llegar al verdadero sentido de la libertad y después ayudar a los otros a conseguirla. Pero no a la manera explosiva de Urano que siembra la revolución a su paso, ya que Quirón enseña por el dominio y el control, aunque lo haga a su manera particular, que se aparta de los métodos corrientes. El individuo puede acceder de esta manera a la verdadera intuición y al conocimiento auténtico. «Quirón en Acuario, permite utilizar su llave, símbolo de unidad para convertir en realidad su ideal de fraternidad, rescatándolo de la utopía».

Quirón en Piscis:

“Puedes educar tu alma de manera que abarque el “Uno”

sin tener que dispersarse?”

Quirón en este signo, el anhelo de renacer como individuo, pero con una consciencia mas amplia, está eternamente en pugna con el de destruir la individualidad y regresar a un estado preconsciente de beatitud intrauterina. Los que tienen este emplazamiento, con frecuencia se les hace difícil alcanzar un sentimiento de individualidad personal, de ser parte, y cada paso que dé en esta dirección puede estar inicialmente cargado de culpa, e incluso de enfermedad. Por otra parte, si se defiende demasiado de la experiencia oceánica(emociones) de Piscis y se encierra en un rígido caparazón defensivo (ecos de Virgo, la excesiva autocritica e inconformismo con uno mismo, de la súper perfección), el nativo podría retroceder en su camino, ahogando sus penas en la bebida, buscando refugio en las drogas, llevando una vida delictiva o separándose de la sociedad. También es probable que la perdida de la identidad personal mediante la experiencia del éxtasis y del sentimiento de unidad con la totalidad del cosmos sea una intensa necesidad psicológica, y que su dilema consista en saber cómo rendir honor a esta necesidad sin dejarse arrastrar por las tendencias regresivas del caos material o emocional que puede entonces arrasar con su vida. Con Quirón en Piscis, es probable que luchemos por establecer un orden interior y descuidemos los aspectos prácticos de la vida (ecos de Virgo), o que la preocupación por todo ello se vea amenazada una y otra vez por nuestro caos interior. Con este emplazamiento es probable que el nativo viva como un sacrificio este proceso de afirmación, ya que su morada natural se encuentra en el ámbito de la unidad, y siente el proceso de diferenciación como algo excepcionalmente doloroso. Sin embargo, si no se hace este primer sacrificio se pueden destruir, en cambio, las estructuras externas de la vida, y crear dificultades en el mundo de los objetos sólidos, la realidad material y las exigencias saturninas. Relaciones, trabajos, proyectos y hogares pueden desmoronarse y desaparecer si el nativo se aferra a un estado de unidad indiferenciada y rechaza el mundo de la forma: entonces estará sacrificando el poder ser un individuo aparte de su vida ordinaria en ves de ser un individuo especial, de su exagerada sensación de ser alguien único. Puede haber en estos casos un horror a la vulgaridad, y con todo el sufrimiento que ello implica, quizá proporcione cierto consuelo el hecho de quedarse a la expectativa allí donde todo es posible pero en realidad no sucede nada, sacrificando así la forma antes de que haya tenido siquiera ocasión de manifestarse. ”Quien ofrece un sacrificio desea a menudo incorporarse las cualidades y los atributos de su víctima, sea ésta humana o animal”. Esto puede significar enfrentarnos por primera vez con nuestro egoísmo, la fuerza de nuestra voluntad y la destrucción que podemos causar con gran sutileza si estamos enojados. Pueden sentir una profunda envidia de la gente que da la impresión de poseer un sólido sentimiento de identidad personal, entonces reaccionar enviando «mareas» de estados anímicos y emocionales tortuosos, calculados para desgastar las «murallas» de la víctima a quien envidian y sobre quien han proyectado su latente sentido de individualidad, estableciendo complejas relaciones con las personas, en un intento de absorber sutilmente su individualidad, porque es muy raro que la lucha por conquistar territorio personal sea manifiesta en las personas con este emplazamiento. El desarrollo del sentido de la individualidad puede ir acompañado de un sentimiento de culpa; podrían tener dificultades con los sentimientos de cólera que acompañan al proceso de crecer e ir dejando atrás el papel de niño que depende de las figuras parentales. Los penetrantes sentimientos de indignidad y de auto recriminación que pueden perseguirnos se origina a menudo en enojos sofocados; en circunstancias extremas es probable que nos identifiquemos con el extranjero solitario, el exiliado o el chivo expiatorio.

El segundo sacrificio, para llevar adelante esta analogía, asume la forma de la consagración de nuestra potencia activa y de nuestro poder de creación. En vez del amor al poder que puede manifestarse en la energía instintiva inconsciente, la persona se siente imbuida del poder del amor, y en bien de todos ofrece sus talentos individuales, su fertilidad y la propia expresión de sí misma. Esta entrega, en cuanto es una opción consciente, satisface la individualidad en vez de desmembrarla, y proporciona la ocasión de servir a los demás. Sin embargo, si el individuo llega a desafiar o defraudar a su Dios (Neptuno), entra en juego otro tema: un anhelo apasionado de algo inalcanzable, y entonces la persona llora en secreto por alguien o por la mujer de un amigo o el marido de una amiga. También podría ser alguien que encarne un sentimiento instintivo de la individualidad, potente y orgulloso, sin embargo, el objeto de esta pasión, sea quien fuere, tiene como efecto desmembrarnos (exaltación de la Luna). Pero este doloroso anhelo, yacente como el Minotauro en su laberinto, también puede ser el medio por el cual el corazón se nos abra a los sufrimientos ajenos.

Con este emplazamiento puede tener, en especial mientras es joven, la sensación de que lo que imagina es totalmente real. Al comienzo el nativo no es capaz de diferenciar los diferentes niveles de la realidad, y es probable que se confunda o se aliene. Hay personas que se refugian en un cinismo incómodo, teñido de pragmatismo e hiperracionalidad, con la correspondiente tendencia a ser excesivamente literales y rígidas. Este emplazamiento puede conllevar un profundo miedo a la vivencia de la entrega y de la disolución, y por lo tanto incrementar las limitaciones, el control emocional y la tendencia a las divisiones mentales que son características de Virgo. Otro resultado de ello es el sufrimiento, ya que nuestra necesidad de experimentar la unidad con la humanidad entera quedará insatisfecha, y entonces es probable que la busquemos en otras partes, mediante amigos interesados en el ocultismo, en las drogas o en otras actividades características de Piscis. También es probable que el Nativo necesite sacrificar sus deseos para «salvar» a otras personas. El reino de Poseidón es submarino, y nuestras heridas personales no llegarán a hacerse visibles si nuestra preocupación se centra en el sufrimiento del mundo como totalidad; una preocupación como esta lleva a sacrificar la salud y el bienestar propio por los demás, haciendo trabajos como voluntarios o escogiendo profesiones como la enfermería, o carreas dentro de la medicina. El sentimiento del deber de ayudar a los demás puede ser la ruina de estos nativos si la preocupación global de la humanidad significa que sin darse cuenta violen su propia necesidad de separación, aislamiento y actividad individual. Quirón en esta posición puede pedirnos antes que nada que aceptemos el sufrimiento como parte de la trama de la vida, sin caer en la tentación de sumirlo y de identificarnos con una figura crística que redime a los demás asumiendo de ellos o sintiéndolo en su nombre. Una persona que cae en esta tentación se identifica con la víctima, y puede dar la impresión de que su destino es cargar con un sufrimiento injustificado; cree en el poder redentor de la inocencia sufriente sin considerar si hay otras alternativas; quizá se vea repetidamente arrastrada a situaciones cuyo resultado será, con seguridad, más dolor. Quirón en Piscis, es probable que como autodefensa se dedique a alguna de las profesiones relacionadas con al salud. Atraerá así personas que necesiten consuelo, compasión y apoyo, y que le exijan una incesante dedicación, en tiempo y energía. Un compromiso con la forma y la estructura, tanto en su propio beneficio como en el de los demás, suele ser una solución creativa para el dilema que plantea este emplazamiento. Su sensibilidad puede dejarlo a veces con una abrumadora sensación de agotamiento que le imponga periódicamente la necesidad de aislarse. Es frecuente que estos nativos les resulte muy difícil tolerar la separación, y es probable que carcoman el sentimiento de iniciativa personal de su pareja o de sus hijos, o que les exijan sacrificios con una demanda de unidad que puede llegar incluso a convertirse en chantaje emocional. Pueden ponerse enfermos e incluso amenazar con suicidarse si sus seres amados se apartan demasiado de ellos: quizá sean habilísimos para generar el caos emocional y hacer que los ánimos se caldeen a su alrededor, sin perder por ello un incierto aire de inocencia. Resumiendo, aquí el punto sensible es la emotividad y la apertura al mundo psíquico. La lección consistirá en la comprensión de lo que son el sacrificio y la compasión verdaderos. La persona debe ser capaz de transmitir a los demás, el conocimiento del mundo psíquico, de compartir su percepción de la realidad de los mundos invisibles. Para conseguirlo deberá superar su tendencia a perderse en espejismos y a evadirse de la realidad. Quirón proporciona al individuo las experiencias necesarias para provocarle un despertar a la realidad haciéndole salir de su torpeza y su ensueño. Porque las dificultades anteriormente señaladas son las trabas que se oponen a la realización de su verdadero destino, ya que el papel de Piscis es dar ejemplo a través de su entrega.

Continua…

  • Publicado: Martes, 17 Noviembre 2009 03:25:34 GMT
  • En: cursos
  • Permaenlace: Quirón-VI parte.
  • Comentarios: 3
  • Leído 1431 veces.

Dejar Comentario

*
Smilies
*
Ingrese el código mostrado.