Quirón el Sanador Herido.

Quirón.



Por Leonel Verdeja Orallo



Idicis:

Quirón el maestro


Quirón el Chaman


La vocación chamánica: crisis y llamada


Posiciones planetarias de Quirón:


Representaciones Gráficas:


Descubriendo el Mito

Significado Astrológico de Quirón:


Información Astronómica:

Interpretando Quirón por los Signos Astrológicos

Quirón en las Casas

Quirón en aspecto con los planetas

Que nos indica los aspectos de Quirón con la Luna Negra

Que nos indica los aspectos de Quirón con la Rueda de Fortuna

Que nos indica los aspectos de Quirón con los Nodos Lunares

Que nos indica los aspectos de Quirón con los ángulos en la Domificasión



Introducción:



Gran parte de vuestro sufrimiento

Es por vosotros mismos escogido.

Es la amarga poción con la cual

El médico que se oculta en vosotros

Cura a vuestro YO doliente.

Confiad, por lo tanto, en el médico,

Y bebed su medicina en silencio

Y con tranquilidad:

Porque su mano, aunque pesada y dura,

Está guiada por la suave mano del Invisible.

Khalil Gibran, El profeta

Quirón el maestro:

Quirón es un espíritu de independencia filosófica, de compasión ante nuestro sufrimiento, y un proceso interminable que implica aprender a confiar en nuestro Maestro o Guía Interior. La forma quironiana de aprender es prepararse para escuchar al Maestro Interior, cuya aula es nada menos que la experiencia de nuestra vida, y cuyas habilidades se desarrollan con el tiempo, permitiendo que el significado vaya emergiendo en forma orgánica. Por eso espero que el equilibrio estimule este proceso de descubrimiento personal simbolizado por Quirón, y que con ello sea de utilidad práctica tanto para aquellos astrólogos que trabajan con clientes como para quienes usan su propio horóscopo como guía para entender, a medida que se va desplegando, su propio viaje interior.

Quirón el Chaman:

(Según Ken Wilber, Up From Eden).

Puesto que la mente no se ha desarrollado todavía, no tiene la capacidad necesaria para diferenciarse del cuerpo, y por eso también el YO está sumido en el cuerpo y no se diferencia de él. El hombre no aprendió a distinguirse claramente de su cuerpo hasta un momento tardío de su carrera evolutiva; de hecho, se produjo una grave escisión entre la persona y el cuerpo, el Yo y la carne, la razón y el instinto. Pero antes de esa época, la persona y el cuerpo estaban más o menos fundidos y confundidos, en una total indiferencia. El ángel y el animal, el hombre y la serpiente, eran uno.

Históricamente, el periodo chamanico se caracteriza por la vida tribal, en que la individualidad del ser humano está inmersa en una totalidad que comprende su familia, sus antepasados, el mundo de la naturaleza y, de hecho, la totalidad de la vida, a la que con frecuencia se ve como un reflejo de diversas deidades cosmológicas. De ahí que la individualidad de una persona no exista en el aislamiento, sino que tenga validez en relación con la comunidad y con el lugar que esa persona ocupa en ella. Precisamente esta carencia es nuestra herida, la enfermedad de nuestra industrializada sociedad occidental. Jung lo expresa con una conmovedora profundidad:

“A medida que el conocimiento científico ha ido creciendo, nuestro mundo se ha ido deshumanizando. El hombre se siente aislado en el cosmos, porque ya no participa en la naturaleza y ha perdido su “identidad emocional inconsciente” con los fenómenos naturales, que lentamente han abandonado sus implicaciones simbólicas. El trueno ya no es la voz de un Dios colérico, ni el rayo su proyectil vengador. Ningún río alberga un espíritu, ningún árbol es la personificación de la sabiduría, ninguna caverna la morada de un gran demonio. Ahora no hay voces que hablen al hombre desde las piedras, las plantas y los animales, ni tampoco él les habla con la convicción de que pueden oírle. Su contacto con la naturaleza se ha perdido, y con él la profunda energía emocional que le proporcionaba esta conexión simbólica.

Hombre o mujer, el Chaman es alguien a quien la fuerza y la inmediatez de su experiencia religiosa personal, de su visión espiritual, mantienen apartado de su tribu: alguien que logra la “realización hierofántica”, la “toma de conciencia de una interfución mucho más profunda, de algo que habita tanto en el mundo externo como en la propia vivencia interior, que confiere a todo un carácter sagrado”. Una vez que ha aceptado esta vocación, sin embargo, el chaman es tenido en gran consideración en el seno de su grupo, y ejerce una influencia considerable en virtud de su vocación de sanador, de intermediario, de adivino y de visionario. Los chamanes han transmitido con frecuencia visiones que son advertencias para su pueblo, y han funcionado como una fuente a partir de la cual puede renovarse y reaprovisionarse la vida espiritual de la colectividad.

Así el chaman es el custodio de una herencia de acceso directo a los ámbitos de lo sagrado, inaccesibles para la mayoría de la gente, y el guardián de la historia del alma de un pueblo. El conocimiento específico puede ser transmitido de un chaman a otro, y la historia de su personal viaje interior puede ser comunicada mediante diversas formas artísticas, como por ejemplo la pintura, la música, la danza y la narrativa. Sin embargo, sustancia de la experiencia chamanica y su profunda influencia transformadora son peculiares de cada individuo y no son transmisibles.

La vocación chamánica: crisis y llamada.

Los signos espontáneos de la vocación pueden aparecer a cualquier edad, y van acompañados generalmente del inicio de una enfermedad, física o mental, o ambas cosas. El candidato puede haber sido un niño nervioso, retraído y soñador; también puede tener una deformidad o una incapacidad física. En algunas culturas, especialmente esquimales y africanas, se considera la epilepsia como un signo de vocación chamanica. En la mayoría de las sociedades chamánicas se considera que negarse a ello es un grave error que casi con seguridad conducirá a la muerte. A medida que se profundiza en el proceso de iniciación, pueden darse la ruptura con la vida normal y el apartamiento del mundo cotidiano; esto puede ocurrir varias veces durante un periodo prolongado.

Continua…

Comentarios: 4

Enviado por: José | Viernes, 22 Agosto 2008 15:46:17 GMT

 Es un curso exelente, felicidades.
desde Brasil,
un abrazo...

Enviado por: [margaridapc] | Martes, 12 Agosto 2008 11:30:12 GMT

 Leonel o teu blog está fantastico. Já o comecei a mandar a pessoas que te conhecem e sabem a tua sabedoria!!! Parabéns e continua. Mar

Dejar Comentario

*
Smilies
*
Ingrese el código mostrado.