Miércoles, 15 Octubre 2008

Quirón el Sanador Herido. Parte III.

Quirón.

Parte III

“Interpretando Quirón por los Signos Astrológicos”

Antes de comenzar el estudio de Quirón en los signos, debemos aclarar algo sobre las retrogradaciones de éste en las Cartas Natales y cuando se encuentra directo:

- Cuando Quirón se encuentra Directo nos muestra a una persona que le es más fácil aceptar lo que él indica respecto a su personalidad construida desde su infancia.

- Por el contrario, cuando Quirón se encuentra Retrógrado, demuestra una resistencia a lo significado por él, aclaremos esto:

El nativo, se siente diferente a los demás y no es capaz de asumirlo con la facilidad del que lo posee directo. Este individuo tratará de pasar desapercibida hasta que con el tiempo acepte su diferencia, que incluso puede llegar a desarrollar una enfermedad.

Aquí el astrólogo tendrá la delicada misión de conseguir que su consultante tomo conciencia de la influencia subterránea de un Quirón Retrógrado y ayudarlo a reencontrar su unidad en la aceptación voluntaria de su diferencia.

Es bastante difícil interpretar a Quirón en los signos de manera individual, ya que debido a su larga estancia en cada uno de ellos, su influencia tiende a expresarse mas a un nivel generacional. Podemos intentar sin embargo dar unos significados orientativos a cerca de su posición en cada signo del zodiaco.

Interpretación por Signo.

Quirón en Aries:

«Al principio y al fin, el hombre está solo.

Solo nace y solo muere,

Y en su ser más profundo, solo está mientras vive. »

Aries aporta el sentimiento básico de “yo existo”, el deseo de emerger hacia la vida con la conquista, la autoafirmación y la iniciativa; es el sentimiento interior del propio ser y la identidad primaria. Aquí podemos encontrar la herida, a menudo profundamente sepultada, en este dominio. Después de todo, si uno siente que no tiene derecho a existir, la autoafirmación y la iniciativa bien puede ir acompañadas por el miedo al no-ser. Por consiguiente, es probable que con este emplazamiento el nativo sienta inconscientemente que sólo existe como un espejo de los demás (un eco de Libra); solo se siente motivado para defender una causa si es la causa de otras personas, como un caballero revestido de su resplandeciente armadura, pero sin voluntad propia. El dolor, la inseguridad y el miedo subyacentes están compensados por huecas exhibiciones de bravura y por un espíritu belicoso que podría llevar a un ciclo repetitivo de empresas infructuosas y autodestructivas, existe la tendencia a emprender la acción prematuramente, como traducción inmediata de la tensión emocional. Con este emplazamiento de Quirón, es probable que nos hagamos daño por obra de nuestra autosuficiencia militante, y que luego seamos incapaces de pedir ayuda y apoyo, convencidos de que debemos salir adelante solos. Por debajo de todo esto, sin embargo, subyacen la desesperación y una identificación con el no-ser, un «deseo de muerte» y un profundo miedo de hacer algo que exprese verdaderamente lo que queremos, ya sea porque no sabemos qué es o porque el miedo de que nos lo quiten, lo estropeen o lo destruyan nos mueve a esconderlo. A veces, el miedo donde transcurren los primeros años de quien tiene a Quirón en Aries es hostil y está cargado de agresividad reprimida o manifiesta, lo que abona en el niño los sentimientos de timidez y de no tener ningún valor propio ni derechos personales. Entonces la supervivencia se equipara con tener que aprender la forma de complacer y de aplacar a los demás. A la inversa, hay individuos que, con este emplazamiento, se esfuerzan hasta que su voluntad llega a un grado tal de autoengrandecimiento que se presentan como virtuales personificaciones de la voluntad, el impulso, la energía y el entusiasmo. A veces se caracteriza por la áspera actitud de quien abre caminos. Con este emplazamiento es probable que el nativo proyecte sobre su cuerpo el íntimo sentimiento de incomodidad y vergüenza que le produce el hecho de existir; quizá se sienta mortificado por rasgos que los demás ni siquiera advierten, pero que a él le parecen monstruosamente feos o deformes. Con frecuencia se siente demasiado alto o demasiado bajo, descoordinado o torpe, y las situaciones que lo ponen físicamente en evidencia, las sexuales o deportivas. Este emplazamiento va frecuentemente acompañado de un don para coordinar intuitivamente las acciones de manera de poder «atrapar el momento». Uno puede caracterizarse por una peculiar combinación de compasión y acción adecuada, por una capacidad para ser sumamente innovador y para tomar la iniciativa, especialmente cuando está en juego el bienestar de otras personas. Alguien así gana fuerzas al superar y combatir las dificultades, pero también debe aprender la lección de cómo ser un «noble rival» para aquellos con quienes compite. Si consigues marchar por la senda estrecha que implica no sucumbir ante la agresividad pasiva sin tampoco actuar destructivamente, quizá pueda llegar a sentir como fluye a través de sí la «voluntad de la vida». Pero no olvide que usted no es omnipotente ni tiene que hacerlo todo. Independientemente de que trabaje o no en el campo de la salud, física o psíquica, es probable que tenga la capacidad de actuar como catalizador en ciertas situaciones, y de contactar con el ser interior de otras personas; aunque su herida es la duda de su propia existencia, es probable que usted sea una personalidad con mucho magnetismo, de modo que no se sorprenda si las reacciones de los demás ante usted son fuertes. Resumiendo podemos decir que aquí el punto sensible de la persona, será la autoexpresión, la necesidad de probarse a sí misma y a los demás su individualidad y de valorar su punto de vista propio. El aprendizaje está relacionado aquí con el control de la agresividad y con una mayor comprensión y tolerancia de la agresividad ajena.

Quirón en Tauro:

«Ningún hombre, a menos que haya muerto, y aprendido

a estar solo, penetrará jamás en el misterio del tacto.»

Desde el punto de vista Evolutivo, aquí se inicia la separación de la madre, aquí empezamos a derivar nuestro sentido de la sustancia de nuestro propio cuerpo y de los objetos, y ya no de ella. Nuestro sentimiento de nosotros mismos sigue estando arraigado principalmente en nuestros instintos y en nuestras vivencias corporales, y si durante esta transición se producen heridas, es probable que más adelante proyectemos nuestros instintos y nuestro sentimiento del cuerpo sobre otras personas o sobre objetos materiales. Es probable que nos falte el sentimiento del propio valor, que seamos incapaces de autovalorarnos y nos sintamos inseguros e insustanciales. Como nunca se siente totalmente sólida y a salvo, puede ser que la persona con este emplazamiento asigne gran importancia a las posesiones materiales. El sentimiento subyacente podría ser un «tengo, luego existo», por más que llegue luego a descubrir que ni siquiera la adquisición de posesiones sirve de mucho. Los que tienen este emplazamiento pueden ser profundamente posesivos y materialistas, y tienden a aferrarse a personas y posesiones, en la esperanza de que puedan proporcionarles el sentimiento de sustancialidad que les falta. Hasta el cuerpo puede ser vivido como indigno de confianza, defectuoso o herido; puede haber alguna incapacidad real, una herida o un trauma físico que hay que afrontar. También el cuerpo puede ser objeto de temor y de un control riguroso, ya que de él emana poderosos e inaceptables instintos sexuales y territoriales. Muchas personas con esta configuración han poseído un gran magnetismo sexual; también puede identificarse inconscientemente con los instintos heridos; el legado colectivo de rechazo de lo instintivo puede ser vivido como personal, a menos que uno sea capaz de llegar a una relación saludable con una naturaleza poderosamente sensual e instintiva. Si no se aprende a reconocer y a vivenciar conscientemente esos sentimientos e impulsos, se puede llegar a estar poseído por ellos, o bien a usar una gran cantidad de energía intentando reprimirlos. El cuerpo puede, entonces, expresarse mediante un lenguaje de síntomas que son incómodamente gráficos. Conviene que quien tenga este emplazamiento sepa que la sanación se produce a menudo al aprender a confiar en la sabiduría instintiva del propio cuerpo. En la medida de lo posible, será bueno que aprenda a escucharlo: a comer lo que el cuerpo le dice, y a dormir cuando lo necesita. Si usted carga con la herencia de no haber hecho caso de sus instintos, o de tenerlos programados de acuerdo con normas ajenas, puede que necesite dar, suavemente, marcha atrás. Es probable que inicialmente sienta que su condición física, su cuerpo y el mundo material son sus enemigos, y que consiguientemente malgaste mucha energía en el intento de mantenerlos a raya, controlarlos y dominarlos. A la inversa, a algunos individuos que tienen este emplazamiento les horroriza estar limitados por las posesiones, y se resisten a tener cosas. Quirón en Tauro significa con frecuencia problemas referentes a la riqueza y al dinero. Algunos individuos que deben adaptarse al hecho de ser muy ricos se sienten incapaces de aceptar la responsabilidad que ello implica; otros pueden tener un auténtico deseo de compartir sus recursos con los demás. De cualquiera de las dos maneras, el control de los recuerdos es un importante tema de este emplazamiento. Cuando su influencia se da negativamente, estas personas pueden controlar de forma obsesiva sus necesidades instintivas y sexuales, o bien mostrarse muy controladoras con los demás(eco de Escorpión); si se da positivamente, pueden ser excelentes administradoras de los recursos ajenos. Quienes tienen este emplazamiento pueden perder y ganar fortunas, y suelen tener un olfato impresionante para las finanzas, acompañado tal vez de dificultades para administrar los propios recursos. Otra manifestación frecuente es la incapacidad de ver simbólicamente las cosas y la tendencia a tomárselo todo demasiado al pie de la letra. A veces parecería que la realidad práctica clavara estrepitosamente los frenos cuando el individuo se encuentra en una maraña de problemas o de decisiones que hay que tomar; la persona se siente atascada en el barro, incapaz de girar el volante a derecha ni a izquierda; las situaciones y los dilemas se convierten en una masa compacta que la paraliza. Cuando así sucede, suele ser el cuerpo el que encierra el camino hacia la solución del problema; en vez de tratar de resolver la dificultad o de ordenar los detalles prácticos, es probable que sea más creativo dar un paso atrás –irse a limpiar de malas hierbas el jardín o fregar los platos- para dar tiempo a que la energía se disperse. Pero esta actitud no es fácil para los que tienen esta configuración, que con frecuencia muestran la obstinación y la terquedad típicas de este signo. La inseguridad que sienten en el dominio de lo inmaterial suele ser la razón subyacente por la cual confiere a las cosas una solidez y una literalidad inapropiada o prematuras; su capacidad para pensar simbólicamente está dañada, simplemente porque esta manera de pensar les inspira demasiado miedo. Resumiendo, Quirón en este signo, su punto sensible de la persona se relaciona con la seguridad material, las posesiones, la comodidad, la acumulación. Aquí se puede desarrollar nuevas maneras de resolver la parte material de la vida, que luego puede ser útil para los demás; Reside en la manera de equilibrar el nivel adquisitivo dándole el justo valor.

Quirón en Géminis:

«Dos almas, !ay de mí!, imperan en mi pecho,

y cada una de la otra anhela desprenderse.

Una, con apasionado amor que nunca se fatiga,

Como con garras de acero a lo terreno se aferra;

La otra a transcender las nieblas terrestres aspira,

Buscando reinos afines y de más alta estirpe»

Con Quirón en Géminis la persona puede sentir que su mente está herida, que no es de fiar, corre el riesgo de desintegrarse o está sometida a ataques de actividad incomprensible. Es probable que estos nativos absorban indiscriminadamente ideas tomadas de cualquier parte, en su esfuerzo por entender lo que está sucediendo. Con frecuencia se les hace difícil creer en sus propias ideas; quizá les preocupe no saber si tienen o no razón y terminen repitiendo como loros ideas ajenas, que incluso asumen como propias, o que usan como una red de seguridad para contener los fragmentos dispersos de su pensamiento. Con este emplazamiento, el impulso a entenderlo todo alcanza con frecuencia proporciones obsesivas: a medida que la confusión o la disociación van en aumento, la persona se «identifica con su mente», se pone nerviosa y se ve abrumada por la tensión. Sin embargo, si hay una madurez y una seguridad personal básica, la mente de quienes tienen a Quirón en Géminis puede estar muy abierta a las fuentes transpersonales, de un modo que favorece la creatividad y la sanación, y que puede ser profético y mediúnico en un sentido positivo. Con este emplazamiento es probable que necesitemos tomar conciencia de las pautas de pensamiento contraproducentes y destructivas que tienen origen en las heridas de la niñez, o que constituyen las actitudes y las creencias tácitas(no expresado formalmente) que hemos heredado del medio ambiente de cuando éramos niños. Es probable que muy precozmente hayamos tomado decisiones inconsciente basadas en reacciones emocionales dolorosas. También puede haber una discrepancia entre el concepto que tiene la persona de su propia capacidad para comunicarse y la forma en que se hace entender por los demás. Tras haber esforzado por expresar sus ideas, puede suceder que el nativo después crea que en realidad no ha dicho lo que quería decir y que sienta frustración y enfado. Sin embargo, con frecuencia la realimentación recibida de los otros le hace ver que en realidad ha sido muy claro, y que incluso ha conseguido despertar admiración por su capacidad de expresar verbalmente lo que piensa y siente, Y paradójicamente eso aumenta su frustración y su descontento!. Pero también se puede observar lo contrario, es decir, pueden expresar sus ideas de manera confusa e idiosincrásica, llena de incoherencias y contradicciones, y después se asombran de que los demás no los entiendan. Con este emplazamiento es frecuente que, en la niñez, los padres del nativo no le hablaran de las cosas que son realmente importantes, como los sentimientos personales o los temas relacionados con la sexualidad, la enfermedad y la muerte, en la errónea creencia de que así evitaban herir los sentimientos de su hijo. De este modo, podemos crecer sin tener conocimiento del vocabulario que nos permita comunicar nuestros pensamientos y sentimientos más íntimos, y con un funcionamiento mental principalmente defensivo que no tiene conexión alguna con la vida real. Y podemos ser capaces, inteligentes y bien educados, pero ineptos cuando se trata de expresar la verdad de nuestros más íntimos sentimientos.

Es probable que su mente funcione de una manera intuitiva o asociativa; es lo que se suele llamar una mente «primitiva», que tiende ver la totalidad de la imagen mas bien que las partes. En la educación, donde el Dios es la lógica, una persona así puede tener «dificultades de aprendizaje» en su niñez. Sin embargo, éstas se deben con frecuencia a una discrepancia entre el modo natural de pensar del niño y el método de enseñanza. Hay personas que tuvieron esta experiencia y más adelante aprendieron a valorar la originalidad de sus ideas y percepciones al expresarlas mediante imágenes y otros recursos no verbales. También puede ser útil descubrir un marco de referencia para la síntesis dentro del cual se atenúen sus temores de estar locos y que les sirva para conceptualizar y validar sus intuiciones; Cuando la mente asociativa o transpersonal no ha sido reconocida, estos individuos pueden volverse paranoides, acosados por extrañas percepciones subjetivas; es probable que se sientan en el centro de un laberinto de impresiones, tan inexplicable como hostil, e incapaces de liberarse de él y de distinguir el adentro del afuera. Cuando la función de aclaración, separación, división y discriminación del Logos(comedia rústica) está dañada, el resultado puede ser terrorífico. También aquí, un marco de significación adecuado puede significar la diferencia entre el desastre y un auténtico proceso de sanación. A veces es intelectualmente arrogante y tiende a endiosar la mente y a no valorar lo irracional, considerando que quienes no están intelectualmente cultivados son seres inferiores. Estas personas pueden beneficiarse de algún tipo de actitud religiosa que les permita reconocer que, en cuanto seres humanos, no pueden saberlo todo, que sólo Dios lo ve todo y es omnisciente(que todo lo sabe, que sabe muchas cosas). El problema de la dualidad es critico. Puede ser que nos sintamos casi paralizados por una aguda percepción de nuestras oposiciones internas, que sepamos que, sea lo que fuere que hagamos o decidamos, la otra polaridad vendrá a interferir o a quejarse, o provocará melancolía y depresión. Sucede a veces que, un hermano o una hermana esté literalmente herido, es decir, que esté físicamente enfermo o que sea deforme o mentalmente retardado, o también que por alguna otra razón llegue a ser muy importante en nuestra vida, al punto de convertirse en un conflicto. Estas relaciones pueden ofrecer especiales posibilidades de dañar o de sanar. Es probable que haya rivalidad u hostilidad, que sintamos que el otro –o la otra- fue de alguna manera favorecido. Por otra parte, podría ser que tuviéramos que afrontar el sentimiento de incomodidad y culpa que representa saber que uno mismo fue el favorito en la familia. Las relaciones entre hermano y hermana pueden tener intensas resonancias sexuales, que a veces se llevan a la practica; sin embargo, es más frecuente que busquemos posteriormente una pareja que se parezca a la hermana o hermano amado, que también puede asumir el papel del mentor o del sabio que ejerce una influencia positiva en nuestra vida. Resumiendo, el punto clave es la comunicación y la mente, Quirón puede representar aquí puntos problemáticos, que el individuo tiene que resolver a través de nuevas maneras de comunicar, mediante un entendimiento mayor, de las diferentes formas de pensamiento. La persona puede tener un miedo profundo a ser incomprendido, lo que lo lleva a aclarar su modo de pensar y de comunicar. Otro punto a resolver, será la relación con el entorno y los hermanos.

Continua…

El Arte del Tarot. Parte III.

El Arte del Tarot.

Parte III.

El Arte de Tirar las Cartas:

Los pueblos han practicado diversas formas de Buenaventura a lo largo de los siglos. Se entiende por buenaventura práctica de predicción del futuro a través de medios físicos como la interpretación de signos o la comunicación con fuerzas sobrenaturales. Muchas personas emplean la Astrología como método de adivinación. Otros métodos son la Quiromancia, o la lectura de las líneas de la mano, la Cartomancia, o predicción del futuro con barajas de cartas especiales, como el Tarot; y la Necromancia, que supone la comunicación con los espíritus de los muertos. Algunos métodos de adivinación emplean la Clarividencia o capacidad para percibir acontecimientos u objetos mas allá del alcance de los sentidos. Si bien la predicción del futuro posee una escasa base científica, sigue siendo una práctica muy popular en numerosos países.
Era ésta una práctica muy popular en numerosas sociedades antiguas, sobre todo entre los gobernantes, que a menudo recurrían al consejo de los Adivinos. Así por ejemplo, en la China antigua, los Emperadores acogían en su corte a Astrólogos y Adivinos, que predecían el futuro con un juego de varillas llamados I Ching; en la antigua Roma los augures predecían el futuro interpretando diversos signos de la naturaleza, y los Griegos consultaban los Oráculos que, se creía, conocían los hechos futuros mediante la comunicación directa con los Dioses.
Para ejecutar el Ritual de Tirar las Cartas, uno debe elegir un lugar que sea adecuado y una hora en la cual se esté libre de interrupciones. Una vez que las Cartas hayan sido barajadas, son colocadas en un montón y se le pide al consultante que las corte en tres, hacia él, con la mano izquierda( ya que se considera la parte izquierda del cuerpo como la parte intuitiva. Es este un conocimiento que se ha visto confirmado por las investigaciones mas recientes que se han hecho sobre el cerebro. Los zurdos deben sacar las cartas y cortalas con la mano izquierda). Acto seguido las volvemos a unir colocando el primer grupo que da para nosotros al grupo siguiente y así sucesivamente hasta volver a formar uno solo, pero con un orden diferente a como fue cortado por el consultante. Ya entonces podemos comenzar a hacer la Tirada que decidamos. A continuación explicaré algunas tiradas más comunes y que son más utilizadas hoy en día.

Tarot Real o Tarot del Zodiaco:

Es también una de las más antiguas tiradas, era muy usada en la Realeza en los siglo XIII y XIV. Las Cartas se colocan siguiendo el esquema:
Carta 1, indica como se encuentra en ese momento, negativo o positivo.
Carta 2, su situación financiera actual.
Carta 3, forma de comunicación, comportamiento mental e intelectual.
Carta 4, su hogar y familiares.
Carta 5, los hijos, amantes, su lado creativo, sus placeres.
Carta 6, su profesión, su salud.
Carta 7, situación actual del matrimonio o asociaciones, negocios.
Carta 8, proceso de transformación por el cual está pasando actualmente, cambios profundos, desapegos, sexualidad.
Carta 9, sus aspiraciones, viajes, fe, religiones.
Carta 10, sus éxitos, carreras, autorrealización, proyectos.
Carta 11, su vida social, amistades, cambios imprevistos.
Carta 12, lo que busca en usted, su aislamiento, servicio, sacrificio, confinamientos.
Carta 13, usted en el centro, actitud que asume ante cualquier problema actual descrito en la rueda anteriormente.
Carta 14, indica que está a su favor, conexión con el universo, con su Dios interior, su fe.
Carta 15, indica que está en su camino, que actitud asumir ante los problemas, a donde sus pies lo pueden llevar sin fracasar, siempre que siga los consejos.
Carta 16, lo que le favorece a su derecha, los mensajes que le dan sus maestros espirituales.
Carta 17, lo que le favorece a su izquierda, los mensajes que le da su Guía espiritual, el inconsciente, su viejo sabio, su intuición.

X IX

XI VIII

XII 14 VII

I 16 13 17 VI

II 15 V

III IV

Tirada Piramidal:

Después de colocar las Cartas como en el siguiente esquema, se procede a leerlas de forma continua, como la secuencia numérica lo indica, las cartas 17, 18 y 19 serán el Resumen o Conclusión que podemos llegar e inclusive el consejo o estrategia que debemos sugerir al consultante.


1

2 3 4

5 6 7 8 9

10 11 12 13 14 15 16

17 18 19

Otras maneras de Tirar las Cartas:

En la literatura que existe sobre el tema puedes encontrar otros sistemas de tirar las cartas. Algunos de ellos pueden usar hasta 20 cartas. Aquí solamente describo los más comunes. Por medio de la práctica es posible que encuentres el sistema más adecuado, para ti, para hacer la tirada. Es muy recomendable que los principiantes se familiaricen con las ilustraciones de las cartas, según el tipo de tarot que elijas, antes de proceder a hacer uso de cualquier sistema que sea complejo.

Concluyendo:

Para hacer un buen uso del Tarot, es necesario que uno tenga confianza en su propia intuición. Una vez que se haya hecho la pregunta y las cartas correspondientes hayan sido sacadas, se debe proceder a contemplar y meditativamente profundizar cada una de ellas. Durante este proceso, que debe ser efectuado antes de leer el significado que las cartas tienen, se debe prestar mucha atención a lo que se sienta y piense. Todo lo que uno sienta tiene una importancia mucho mayor que lo escrito acerca de las cartas: las palabras solo sirven para estimular tu intuición. Ten siempre en cuenta que los mensajes que pueden llegar a través del Tarot no es sólo para el consultante, si no, también para ti y es ahí, que depende tu crecimiento espiritual, pues cada consulta que realices, tú crecerás también, no es sólo estar todo el tiempo dando consejos y guiando al prójimo, si no también creciendo con las experiencias del prójimo.
El Tarot no es algo estático. La misma carta puede tener un significado diferente cuando responde otra pregunta o se halla en otro contexto. El tarot te ayudará en la búsqueda por la respuesta: “La respuesta está en tu Ser, y no en la Carta”.
Al mirar en nuestro adentro, hay que mantener presente que lo que está cerca del Corazón no solo debe ser tratado de una manera seria, sino cariñosa, con Amor.

Gracias.




Escrito en la Habana el 12 de agosto de 1999.
Por Leonel Verdeja Orallo.




Bibliografía:

- Lösche, Norbert. El Tarot Cósmico.__ Norbert Lösche.__Neu-
hausen,Suiza: A.G.Müller y Urania Ediciones,1998.__35 p.
- Naipes y Juegos de Naipes. En Enciclopedia Microsoft
Encarta 2000, cd. 1 (2000).
- Salvat Editores, S.A. Aprender e Conhecer a Astrología e as
Artes Adivinhatorias.__
Salvat Editores, S.A.__ 2.ed.__Lis-
Boa: Edições S.A, 1998.
· Hajo Banzhaf. “Las Llaves del Tarot”. 2000__Ediciones____ADAF, S.A. ___Espana.





Por: Leonel Verdeja Orallo.
Revisado en Diciembre 2002.
Segunda revisión ampliada agosto de 2006.
Para contactar: academiatauro@gmail.com

Página 1 de 1. Total : 2 Artículos.